Dakar 2010 en Twitter

El Dakar a través de una Kodak Zx1

Loading...

Entre la multitud

Después del brindis con la familia sentí el cansancio luego del primer día de “acción” en el Dakar y sin más preámbulos me fui a dormir. No habían pasado treinta minutos del 2009.

Para tratar de compensar –como si se pudiera– esas dos semanas que voy a estar con la caravana del Dakar fui a La Rural acompañado por Silvina, mi esposa, y Tomás, mi pequeño hijo émulo de Meteoro y un excelente fotógrafo pese a sus 3 años y medio (lo demuestra la primera de las fotos de este post). Para mi sorpresa, había más gente de la que hubiese imaginado.

Ni bien llegamos nos quedamos unos minutos en el stand de la cupecitas de TC a pedido del pequeño. Poco después, tuve un breve encuentro con uno de los protagonistas de esta carrera: Orly Terranova, quien venía de tirar algunas gorras de uno de sus patrocinadores al público. Hablamos de sus expectativas y del hecho de correr de local, algo que me aseguró no le da una presión extra.



A unos metros de donde estábamos con el mendocino, decenas de personas miraban de cerca la Liebre de Heriberto Pronello. El impresionante prototipo, con el nombre del neuquino Alejandro Cancio en la puerta del conductor, no se terminó de construir a tiempo y se quedó sin participar.

Fui un rato a ver la verificación técnica, que tenía como atractivo a los equipos más poderosos. Me encontré con Leo Monti, el director técnico del Honda Racing de TC2000 que construyó un auto para hacerle frente a este particular desafío.
Tomás aprovechó para despuntar su vicio por la velocidad sacándose una foto arriba de un impresionante quad que usado la gente de la TV oficial para trasladarse por el predio. No fue el único niño que lo hizo, todo gracias a la amabilidad de un francés que respondía con una sonrisa cada vez que se le pedía permiso para que los chicos suban al tremendo aparato.


Poco después fui al Energy Station de Red Bull, una plataforma de generosas dimensiones donde pude ver a un distendido Marc Coma intercambiando opiniones con una bella señorita y un grupo de mecánicos de KTM.

Ahí terminé el día entrevistando al español Carlos Sainz junto a los colegas de Olé y La Nación. El “Matador” se mostró entusiasmado con esta nueva versión del Dakar, aunque algo preocupado por la gran cantidad de público que se espera. Se anotó como candidato a la victoria, aunque dijo que el máximo favorito es Stéphan Peterhansel.

Cuando me retiraba de La Rural –solo, ya que el resto de la flia hacía varios minutos que se había marchado para conseguir entradas para ver “El Ratón Pérez 2"– faltaban tres horas para bajar las cortinas de la “Aldea Dakar”. Pero la gente no paraba de entrar (había dos cuadras de cola). Y claro, quién podría perderse esta oportunidad única...

0 comentarios: